Hoy el nuevo alcalde ––del que conozco su imagen y poco más –– ha tomado posesión de Mairena del Aljarafe. A diferencia del saliente, que sucumbe ante su propia torpeza, éste caballero lleva como emblema el color azul… Pero ¡qué más da rosa, azul o el mismísimo arco iris! Los dos sirven a ese “aggiornamiento” amorfo y liberal que nos engulle fatalmente y que está acabando con la dignidad de nuestras vidas como personas.

En el día de su investidura como alcalde, el señor Tarno, ––que así se apellida ––, ha tenido que soportar a esos jóvenes  que piden trabajo y justicia social. El salón de plenos ha retumbado varias veces con gritos de “no hay pan para tantos chorizos” y otros parecidos, y he creído adivinar cómo las fornidas mandíbulas del nuevo regidor se crispaban de furor, y su mirada parecía querer fundir una y otra vez al grupo del 15M que alborotaba al fondo de la grada y deslucía el acto. El señor Tarno debió asumir más allá de su irritación, que la farsa ha terminado, y que la triste situación de millones de ciudadanos repartidos por el país no da lugar a que todo sean lisonjas, aplausos y buenos modales.  En realidad, el acto de hoy parecía representarse en un universo tan estúpido como fuera de la realidad, con las mismas palabras de siempre y  las frías promesas de incierto cumplimiento. No es muy dificil entender que la realidad del país nos ha desbordado y que hace falta una refundación democrática que haga recuperar el pulso y la confianza del ciudadano en las instituciones y en  la clase política.

Ayer Mairena era roja y hoy ya es azul. Sin embargo esto no supone más que un estúpido eufemismo ante la descarada realidad de dos partidos que se reparten el país a igual manera que en su tiempo lo hicieran los de Cánovas y Sagasta. Los dos sirven a los mismos amos y a esta democracia fraudulenta donde los especuladores y ladrones de chistera se hacen más inmensamente ricos y los pobres se multiplican como setas. No se hagan ilusiones aquellos vecinos de a pie que sufren de sed de justicia porque mucho me temo que Mairena continuará gobernada para el beneficio de los mismos de siempre. Lo único que puede variar en algo es la gestión que se aplique al municipio y cómo se repartan las migajas.

Por su parte, el Candidato de Izquierda Unida, Ángel Marcos Rodríguez hizo un discurso sobre la realidad de Mairena del Aljarafe, y a diferencia del resto de los grupos políticos,  aportó las propuestas programáticas que esta formación tiene para atender y mejorar el empleo y el bienestar social. También defendió lo Público y una mejor y más transparente administración de nuestro Ayuntamiento.

j.m.boix

REPORTAJE FOTOGRÁFICO DE LA PROTESTA 15M EN EL AYUNTAMIENTO DE MAIRENA.



  Manuel lleva años manifestándose para conseguir un trabajo. Ahoratiene una minusvalía en una pierna pero eso no le impide estar en el tajo. ¡Aupa, Manué!

Reportaje gráfico j.m.boix