Ayer, 29 de junio a las 11 de la mañana, se celebró el primer pleno de este nuevo mandato en el que el Partido Popular gobierna con mayoría relativa, y amparado en la sombra por un Partido Andalucista al que se le supone algún tipo de soterrado pacto con Ricardo Tarno. Más que por el propio contenido del Orden del Día (aprobación del Reglamento interno del Ayuntamiento), este Pleno ha sido interesante como primera puesta en escena de los diferentes grupos que van a lidiar la vida política de Mairena del Aljarafe en los próximos cuatro años. En este sentido, creo que mi modesto análisis sobre lo que he visto no es muy alentador, que digamos, si algunas de las opciones políticas mantienen enmascaramientos que se prestan a la confusión del ciudadano que observa.

Quisiera empezar  por el Acalde, del que, sinceramente, me ha sorprendido una sencillez que rompe la impronta que de él tenía a priori, y que sin duda supone un importante punto a su favor. Aunque algo  bisoño por el desconocimiento específico de su nuevo cargo, ha tenido, sin embargo, manifiestas consideraciones democráticas con los grupos de la oposición, intentando asumir sus demandas, sobre todo, con el grupo mayoritario al que ha atendido positivamente en más de una petición. Sin embargo, a pesar de este criterio favorable y sin duda merecido sobre su comportamiento personal en este Pleno, tampoco soy tan ingenuo  para descartar que todo se reduzca a una pura estrategia pepera, y el señor Tarno resulte ser finalmente un peligroso lobo disfrazado con piel de cordero. El tiempo lo dirá.

Sobre el primer grupo de la oposición, éste  ha estado liderado por el social demócrata Antonio Conde, cuya veteranía como alcalde anterior le ha dado a su portavocía cierto protagonismo. Sin embargo creo que su papel lo asume de forma un tanto frívola ––con jactancias incluidas tras sus intervenciones ––, y se la promete muy felices ante su nuevo rol como portavoz de una penosa izquierda de nula credibilidad, y que vuelve a las andadas en eso de donde dije digo, ahora digo diego. De esta manera no me sorprendió que en una de sus intervenciones, el señor Conde abogara, sin ruborizarse, por un gobierno transparente y participartivo, dos soportes fundamentales de la democracia que él mismo se negó a poner en práctica cuando fue alcalde con  mayoría absoluta.

Izquierda Unida, cuya portavocía lidera el viejo zorro político, Angel Marcos , ha estado en su coherente línea reivindicativa, y ha pedido en este Pleno la desaparición de las Empresas Municipalizadas. Ciertamente, si este nuevo gobierno quiere credibilidad en eso de arreglar la economía de nuestro moribundo Ayuntamiento, tendrá que cortar de  manera definitiva la mortal hemorragia de dinero público que supone mantener dichas empresas a base de cuantiosas transferencias corrientes. Porque aquí  ya no es la necesaria voluntad de ahorro lo que debe movernos, si no que, sencillamente, NO HAY DINERO para mantenerlas. Por lo demás, y en mi opinión, el grupo de Izquierda Unida debe distanciarse claramente del PSOE y no asumir en ningún momento que su portavoz intente liderar la oposición de la izquierda en el Ayuntamiento de Mairena del Aljarafe. Izquierda Unida  debe ser cauta y nada condescendiente con estos nuevos postulantes a los que tendrá que recordarles, en más de una ocasión, de donde vienen.

En lo que refiere al Partido Andalucista, su portavoz y único concejal ha estado un tanto confuso ante su difícil  doble juego de querer servir a dos señores a la vez, por un lado a su pretendida independencia y por otro a su más que probable acuerdo que le ata al Partido Popular. Sin embargo queda todo un largo mandato por delante en el que difícilmente podrá mantener esta bicéfala postura, obligándole a elegir si quiere que sus discursos sean creíbles.

Para terminar, he echado de menos en el nuevo Reglamento la creación de una Comisión de Empleo y una Bolsa Social o algo parecido controlada por los distintos partidos, que termine con la sensación de arbitrariedad que tienen los ciudadanos sobre las contrataciones municipales, sobre todo aquellas que vienen vía Asuntos Sociales.  También me ha sorprendido desfavorablemente que el Pleno haya sido por la mañana cuando tengo entendido que el alcalde manifestó su voluntad de convocarlos por la tarde.  Confío que haya sido por causa mayor.

Este artículo se publica desde la libre responsabilidad de mi blog personal  y por ello no tiene por qué ser, necesariamente, coincidente con la opinión orgánica  de Izquierda Unida de Mairena del Aljarafe.

j.m.boix