El nuevo gobierno de Mairena del Aljarafe está a punto de cumplir si no los ha cumplido ya, esos tradicionales cien dias que se dan de confianza a los nuevos equipos de gobierno para criticar su gestión. Y ya se vislumbran carencias en los cumplimientos de compromisos adquiridos por el PP y de los que hasta este momento no se dan noticia alguna, y si se dan, es para censurar una gestión que creo que no comienza con buen pie.

Para empezar había una promesa de auditoria municipal de la que nunca más se ha hablado. Aún no sabemos realmente que ha pasado con las cuentas del Ayuntamiento.

El nuevo Reglamento Municipal se ha “olvidado”de crear un organismo controlado por los distintos grupos en lo que refiere a las contrataciones de empleo (llámese Comisión de Empleo o como se quiera) por lo que seguimos como estábamos con el PSOE y las contrataciones, supuestamente, a dedo.

Tampoco se ha presentado ningún esbozo de proyecto donde el gobierno explique su visión sobre una necesaria racionalización de la administración municipal más acorde con las graves carencias de liquidez y con la crisis.

No hay estudio alguno, que sepamos, sobre la adecuación y necesarios ajustes para mantener los servicios públicos en Mairena del Aljarafe, por lo que la plantilla de trabajadores se mantienen actualmente en un sin vivir a causa de habladurias sobre un incierto futuro que es de justicia aclarar.

Las empresas municipalizadas siguen ahí, con sus insostenibles costes sin que este gobierno, que cumple ya sus días de confianza, de muestras de lo que va a hacer al respecto.

Las piscinas públicas continúan siendo el suculento negocio de unos cuantos vividores sin que tampoco el PP, que tanto ha criticado al PSOE por su gestión, aporte nada nuevo.

Los presupuestos Generales están a la vuelta de la esquina y será muy dificil establecer la austeridad deseada, si algunos de los puntos expuestos más arriba no están en vías de solución.

Creo que ha habido suficiente tiempo para abordar algunas de estas importantes cuestiones y para que el nuevo gobierno defina sus prioridades en el Ayuntamiento de Mairena del Aljarafe. Por el contrario, entiendo, que ha empezado con mal pie en la necesaria transparencia al no informar a la ciudadanía como se debiera, ocultando el soterrado pacto entre el PP y el PA que, entre otras cosas, ha supuesto que se enchufe a una persona del Partido Andalucista en la entidad municipal de Sodefesa, cobrando ésta una nómina escandalosa para los tiempos que corren. De esta manera la tan cacareada austeridad ––y por qué no decirlo, honestidad –– comienza a hacer agua en el PP de Mairena. No sé si Tarno tiene pensamientos de más altos vuelos que le hagan dejar la alcaldía en manos de su segundo, pero haga lo que haga tiene la obligación de cumplir con esa honradez democrática de la que alardea su partido y que él mismo prometió al Pueblo que le ha elegido.

Sin embargo, al día de hoy me dá la nariz que no se van a cumplir estas promesas y que al final Mairena sólo habrá logrado cambiar el cortijo de señorito. Lo mismo que pasará en España dentro de mes y medio si nada lo remedia.

j.m.boix