Compañeros detenidos por las protestas en contra de las abusivas tarifas del metro.

En la información que el diario El País ofrece sobre la “Operación Nido”–– actuación represiva de la policía contra los “frenazos coordinados del metro”  a raiz de la subida abusiva de las tarifas––, han sido detenidas más personas, al parecer y según señala el periódico, gracias a elementos chivatos del 15M.

“La Operación Nido, como se ha bautizado a la investigación, se ha prolongado dos meses y, según han asegurado fuentes policiales, las informaciones les llegaban directamente de miembros del 15-M porque, según dicen, están en contra de los métodos que usaban en los sabotajes y no comulgaban con perjudicar a los usuarios del metro. Con estas protestas en el suburbano, según los comunicados de los autores, pretenden mostrar su rechazo al fuerte incremento de las tarifas de un 11% de media ––la mayor de la última década –– y su intención de actuar para pararla”.

Desde luego esta información, de ser cierta, sería muy grave a la vez que indignante. Los detenidos, que van por la decena, se enfrentan a graves acusaciones teniendo en cuenta el endurecimiento de la represión en este país. Es indignante que mientras estos ciudadanos pueden ser acusados de “kaleborroqueros”, de pertenencia a banda de malhechores y hasta de terroristas por frenar un tren, los banqueros sigan desvalijando y destruyendo vidas y haciendas en una España sin Ley para ellos.

Por lo demás, vaya mi total desprecio a los cobardes chivatos.

j.m.boix