You are currently browsing the monthly archive for julio 2012.

ÚNETE AL FRENTE CÍVICO.

PROPUESTA DE JULIO ANGUITA EN:

http://bucaneroerrante.blogspot.com.es/2012/07/frente-civico.html

Tantas cosas te matan.

Desde luego, Santiago Carrillo hace polvo la campaña de las autoridades sanitarias con la historia esa de que el tabaco perjudica, mata y todas esas monsergas tremebundas que a través de la publicidad en los paquetes, nos aterrorizan. ¿Por qué no son más democráticos y ponen de cuando en cuando la fotografía de Carrillo para darnos a los fumadores algún hálito de esperanza? Noventa y siete años y el condenao fumando si tiene que fumar.

Por lo demás, ya que se preocupan tanto por nuestra salud,  las autoridades podían ampliar su monográfica y aburrida campaña contra el tabaco y advertirnos también de otros insanos peligros que pueden llevarnos a la muerte. El disgustazo de que te echen de tu casa a más de uno le ha ocasionado un magnífico síncope o un suicidio. El estrés que te produce la prima de riesgo, que te puede dejar sin trabajo tampoco es moco de pavo para un excelente infarto de miocardio o un ictus de esos. O el que lo hayas perdido todo y navegues en la ruina de tu casa con unos hijos a los que no sabes si podrás darles de comer, pues que venga Dios y lo vea si con el desespero no te da un telele de esos que te llevan al otro barrio en un santiamén. También, y sin mucho apurar en la gama de peligros que nos acecha, consideremos también que estamos a pique de que algún descerebrado de esos que salen a apalear a todo bicho viviente, te de un mal cachiporrazo que te deje en el sitio.  Por tanto, y considerando tantos y tan variados considerandos mortales a los que nos enfrentamos, me parece un acto de hipocresía mayúsculo esa fijación del Estado con el tabaco. Es tan extraño que pienso que debe haber algo detrás de ese interés. Algo tan oscuro como cuando montaron aquella campaña en la que demonizaban el aceite de oliva en favor del aceite de soja. Entonces nos decían que el primero era malo para el colesterol y que el de soja era más conveniente para la salud. Total, ahora sabemos que fue una campaña orquestada para enriquecer a los que habían apostado por trapichear con el negocio de las  importanciones de soja de EEUU, y que el aceite de oliva ha sido siempre como lo es hoy lo mejor de nuestra dieta mediterránea. Sin embargo, más de un glilipollas creyó por entonces lo que le decía la televisión.

En fin, la realidad es que fumemos o no, seguimos muriendo de cáncer, de infartos y demás enfermedades horribilis,  y date por seguro que porque no le des al pitillo te vas a librar si genéticamente eres propenso a tan dramáticos finales. El tabaco quizás te pueda ayudar a terminar algo antes con tu vida, pero poco más. Que nadie piense que estoy haciendo propaganda para que fumes o dejes de hacerlo, sólo intento desdramatizar esta sospechosa e incomprensible campaña contra este placentero vicio.

Lo dicho: a vivir, porque fumes o no fumes, la vida son cuatro dias con recortes al alza. Y si la vives dando vara a esta gentuza que nos gobierna, pues mucho mejor. Será señal que no has enfermado de los cojones, que ya es cosa importante.

Posdata: escribiendo este bodrio, me he tirado al coleto casi una litrona de cerveza y me he fumado unos cuantos pitillos más a gusto que Dios. Hace un calor que hiede. Feliz verano.

j.m.boix

¿Qué está ocurriendo? ¿La policía se une al pueblo en sus reivindicaciones?

Decía Balzac que «los Gobiernos pasan, las sociedades mueren, la policía es eterna». Eterna parece la ingenuidad y la candidez de algunas personas en las últimas veinticuatro otras. En verdadero estado de histeria colectiva o enajenación mental transitoria trataban de agarrarse a cualquier clavo ardiendo: «mirad un policía sonríe en la foto», eso que es que están de nuestro lado y quieren la revolución o «mirad se han quitado los cascos», está claro, están de nuestra parte. Que disparates de esta índole provengan de la gente normal, esa gente que comenzó a movilizarse a raíz del 15M es hasta cierto punto lógico y de esperar, lo que me inquieta es que gente militante, gente que viene de luchas anteriores, caiga en ese juego y hable en términos de una hipotética revolución de los claveles a la española, obviando claro está, la naturaleza de las fuerzas de seguridad españolas (herederas directas del franquismo político y sociológico), obviando el proceso histórico y en definitiva trazando un análisis de la realidad distorsionado, ingenuo y sobretodo muy peligroso.
La famosa acampadita de funcionarios no es más que una protesta corporativa organizada por un grupo llamado FUE (Funcionarios Unidos de España), un grupo que huele tanto a derecha rancia que tira para atrás, banderas españolas incluidas. La diferencia (para los que no lo entiendan) entre una lucha obrera o social y una lucha corporativa es que las primeras buscan una mejora general y colectiva mientras la segunda, la corporativa, busca únicamente una mejora individual y concreta, la de un grupo de personas muy delimitado. Y eso es lo que ha ocurrido: los que el miércoles reprimían a palos a los mineros y disparaban a bocajarro contra mujeres y ancianos o desahuciaban a otra familia a porrazos, se han quedado sin paga extra de navidad y no podrán comprarle la Play 3 a su hijo. Y ahora con más cara que espalda y todo el cinismo del mundo, piden que les apoyemos en su lucha, en su lucha por la paga.
Soy una persona que sabe perdonar y me considero en posesión de una alta categoría moral, la misma que me diferencia de ellos. Pero mi perdón no es un cheque en blanco y por su puesto tiene contrapartidas, que pueden resumirse en que los afiliados del SUP:
  • Denuncien en el Juzgado y en Asuntos Internos a los compañeros que se extralimitan en las manifestaciones, esos que disparan a bocajarro (y no hacia el suelo como indica la ley) contra menores, mujeres y ancianos.
  • Denuncien también a los superiores que avalan sistemáticamente el incumplimiento de la ley que supone la no identificación en manifestaciones.
  • Denuncien a los compañeros que falsean los atestados y las pruebas, para justificar las detenciones indiscriminadas y las agresiones; que dejen de mirar para otro lado.
Sólo entonces me plantearé que son compañeros y que estamos en la misma lucha, pero yo, a diferencia de parte de la izquierda sofisticada, no creo en cuentos de hadas y estoy seguro que esto no va a ocurrir. Lo que sí sé, es que los mismos descerebrados que anoche se quitaban el casco por orden directa de la inefable Cristina Cifuentes, mañana se lo pondrán para reprimir salvajemente a mineros, a estudiantes o a trabajadores en huelga. Tenemos una policía que bate el récord de denuncias en el contexto europeo por parte de organizaciones como Human Rights o Amnistía Internacional, esa misma policía que asesinó a Íñigo Cabacas, esa misma policía de tintes definitivamente psicópatas que apaleó a los alumnos del Lluís Vives en Valencia y nos llamó «el enemigo», esa misma policía que confraterniza con las manifestaciones nazis o de extrema derecha (en las que nunca hay detenciones o disturbios y sí apretones de manos), esa misma policía a la que le vemos llaveros con el águila franquista o que decora sus lecheras con banderas de España y cruces célticas nazis, esa misma policía que golpea a periodistas para impedir que informen de los excesos, esa misma policía que sistemáticamente incumple la ley al no identificarse en manifestaciones, esa misma policía que, asumiendo el discurso de la extrema derecha, habla de los manifestantes de izquierdas en términos de «guarros», esa misma policía que tortura en comisaría a jóvenes independentistas o rebeldes y en los CIE’s directamente asesina a inmigrantes sin papeles. En definitiva, esa policía española (incluidas la ertzaintza y los mossos de esquadra) profundamente política. Es un hecho probado y constatado mil veces que nuestras fuerzas de seguridad del estado son profundamente políticas, en infinidad de ocasiones han manifestado sus posiciones. Lo que algunos ingenuos no aciertan a ver es que su posición dentro del eje político se encuentra muy a la derecha, por eso ayer se quitaron los cascos y con los mineros disparaban escopetazos echando espuma por la boca.
La lectura es peligrosísima: uno podría pensar que reprimen porque sencillamente no tienen margen de maniobra y se dedican a obedecer órdenes de los de arriba, porque es su trabajo, porque es su obligación y no pueden cuestionarse nada. Pero que anoche se quitaran los cascos para no reprimir a los suyos no es ningún halo de esperanza que indique que se van a unir al pueblo como preconizan algunos ingenuos sino todo lo contrario: pone de manifiesto que están dispuestos a incumplir la ley si tienen que defender sus posiciones, unas posiciones que ha quedado demostrado a lo largo de esta espiral de movilizaciones, se encuentran muy a la derecha del espectro político. Y eso es terrible y motivo de preocupación.
Pero es el drama de la izquierda transformadora, al carecer de proyecto político se agarran a un clavo ardiendo, aunque ese clavo queme y huela a podrido: huele a maniobra de la extrema derecha para hacerse con el poder y frenar la ola de movilizaciones, huele a UPyD y huele a República de Weimar. Tan mal huele que hasta los militares han dado un puñetazo sobre la mesa, y esos mismos ingenuos que vuelven a obviar el pasado antidemocrático de nuestras fuerzas armadas, saludan ese puñetazo sobre la mesa creyendo que son de los nuestros y no haciendo un análisis preciso de la realidad: los militares en este país no se van a movilizar en aras del pueblo sino en aras de cortar de raíz esta ola de movilizaciones que amenaza el estatus quo dominante.
Esos que ven sonreír a un policía y hablan de “crisis del régimen” siempre fueron muy ingenuos, buenas personas y por ello ingenuas en extremo. Son los mismo que abrazaron el 15M sin concesiones ni perspectiva crítica, son los mismos que enarbolan la bandera del pragmatismo extremo e inmovilista que nos dice «molaría otra cosa pero es lo que hay» tantas veces escuchado en La Tuerka, son los mismos que se creyeron el cuento de la revolución en Libia, son los mismos que ven en el 15m posibilidades rupturistas con el régimen, y un largo etcétera. Los mismos que tanto ansían el cambio que ven una manifestación y se ciegan sin plantearse quién la convoca o cuales son sus objetivos. En tiempos de bonanza económica, la mayoría de las manifestaciones son de izquierdas; en tiempo de crisis aguda y de legitimidad del régimen, las manifestaciones pueden albergar monstruos. Lo que verdaderamente me inquieta es que, tras la irrupción de los mineros, parecía que la espiral de movilizaciones se había radicalizado, parecía que mover y levantar las manitas y regalar flores a la policía había envejecido de golpe, parecía que la gente se posicionaba y empezaba a cuestionarse que violencia no es tirar una piedra sino rescatar bancos con dinero público mientras se ahoga a las clases populares, etc. Y justo en ese preciso momento, las tesis más descalsadas del 15M (la policía también es el pueblo, deben unirse, son trabajadores como tú, etc) vuelven a emerger de golpe y con una fuerza arrolladora en tan solo veinticuatro horas únicamente cuando un puñado de policías municipales se manifiestan porque les quitan la paga y los antidisturbios se niegan a apalear a sus compañeros. El que tenga ojos en la cara, que mire, el que no puede seguir haciéndose pajas mentales.
Y que no cuenten conmigo, yo siempre estaré con los que estuve el miércoles en la marcha minera: trabajadores, estudiantes, mineros, precarios, funcionarios solidarios, profesores, yayoflautas… nunca con el brazo armado del capitalismo.
A.C.A.B. (Nega de LCDM) http://www.kaosenlared.net/

Familia de su alteza real la Princesa Leticia.

Ahora que la infanta Cristina había logrado irse de rositas a veranear a Palma, libre de culpas por la gracia de Dios en el caso Nóos, otros miembros de la Corte sobresaltan a los vasallos con un nuevo y pestilente asunto que afecta, en este caso, a la familia de la princesa Leticia al completo a la que llaman a declarar por un supuesto “alzamiento de bienes” fraudulento para evitar pagar a acreedores.

Mientras tanto, la Casa Real se baja el sueldo un 7,2% para despistar ––una rebaja que no la obligará a visitar los comedores sociales para subsistir ––, y Telefónica premia a Iñaki Urdangarín, renovándole el contrato por 1,5 millones anuales  además de blindar su despido con 4, 5 millones de euros. Esto sí que es una buena Reforma Laboral y no la que le han hecho a los pobres trabajadores de este país.

Desde luego, lo que no ocurra en esta Corte de Botswana…

j.m.boix

La hija de papá.

Sólo un mal nacido o un fascista, para el caso es igual, puede alegrarse de la situación de desgracia que está sufriendo en nuestro país aquellos que sobreviven con el mísero sueldo de sus trabajos precarios, aunque la situación se torna dramática para los millones de ciudadanos que han perdido hasta eso. En cierta ocasión dije que los franquistas estaban disfrutando con estas medidas contra las clases trabajadoras y no me equivoqué. Mientras en Italia, la ministra de trabajo y bienestar social, Elsa Fornero, lloraba por los recortes que el gobierno debía de aplicar, en España nuestros políticos del gobierno aplauden con saña revanchista este festival de agresiones como perros sedientos de sangre. En este contexto de inmoralidad fascista que nos oprime y se burla, la hija del mafioso Fabra no puede evitar lo que le sale del alma y grita “¡Que se jodan!”. Esta niñata pija, nacida de los fastos corruptos de su padre, el de los aeropuertos y tantos otros chanchullos y latrocinios, no puede evitar una exuberante alegría a que los parados se les robe parte de la asignación que les pertenece por ley y que se les insulte como Rajoy hizo, justificando la dramática medida para que los “parados se muevan para buscar empleo y no se queden en sus casas”. Oprobio indigno donde los haya de un presidente de gobierno a unas clases trabajadoras que están sufriendo el mayor atropello de su historia. Este gobierno fascista no sólo te expolia si no que también te insulta.

Fabra, el padre de la niña.

Cada vez me queda más claro que esta “crisis” sólo está pensada para los de abajo y sus medidas de recortes, para dejar en calzoncillos a los de siempre. Ya no les importa si en este empeño las clases medias caen también en el abismo. Es una guerra total y definitiva lo que nos alumbra. Ese “que se jodan” es el grito que desenmascara de una vez por todas la cruda realidad de lo que sucede en nuestro país. Es el grito de una hija de su padre que quisiera vernos a todos muertos de hambre como el resto del fascio que aplaude nuestras desgracias en el hemiciclo.

j.m.boix

“¿Transición…? ¿Qué Transición?”

Un excelente reportaje de Babiof sobre la Tortura y torturadores en España.

http://bucaneroerrante.blogspot.com.es/2012/07/terrorismo-de-estado-torturas-y.html

 

Una niña de 5 años herida en la cara por una pelota de goma tras la batalla campal de anoche en Pola de Lena.

Sobre las 6.30horas los mineros vuelven a las barricadas cortando los accesos al Pozo Santiago. Los mineros se hacen fuertes en las instalaciones tras los enfrentamientos vividos ayer en Pola de Lena.

Los mineros han colocado barricadas esta mañana en la AS-252 en La Bargana, en la AS-112 en Caborana de Aller y en la A-64 (Autovía Oviedo- Villaviciosa) a la altura de El Berrón.

La batalla campal que tuvo lugar anoche en Pola de Lena causó lesiones en la cara a una niña de cinco años, que tuvo que ser trasladada al Hospital Central de Asturias con un severo traumatismo facial. Según algunos manifesfantes, la pequeña pudo haber recibido el impacto de una pelota de goma

A las 22:00 horas, grupos de mineros cortaron la noche pasada la autopista A-66 en ambos sentidos, a la altura del kilómetro 59,5, en el concejo de Lena, unas tres horas estuvo interrumpido el tráfico, la Policía realizó la primera carga con la intención de disolver la protesta avanzando hacia Pola de Lena, mientras los mineros respondían con el lanzamiento de artefactos pirotécnicos y todo tipo de objetos. Al parecer, algunos vecinos de la localidad se sumaron a la protesta y las refriegas se extendieron por las calles del casco urbano. Los mineros no se amedrentaron. “Esta noche no dormís”, les desafiaban los manifestantes entre insultos. Muchos contenedores de la localidad acabaron ardieron en mitad de la carretera y también numerosas botellas lanzadas en respuesta a las pelotas de goma y los botes de humo de los agentes. La carga policial enardeció a los manifestantes, que acusaban a la política de haber metido en la refriega “hasta a los niños que estaban mirando sin hacer nada”. Con los ánimos enardecidos, las barricadas llegaron incluso al interior.

La delegación de gobierno estima en 400.000€ los daños de la protesta, refiri

éndose a la reparación y limpieza de las carreteras en las que han actuado los piquetes, así como por compensaciones a la concesionaria de la autopista del Huerna, la empresa Aucalsa, no aportando datos de los daños de roptura de ventas, persianas y mas enseres rotos por las pelotas y botes de humo utilizados por las fuerzas de seguridad, así como los vehículos de los manifestantes que golpearon hace ya unos días en la magdalena cuando los manifestantes huían para sus casas. Aportando así solo los daños que han causado los manifestantes y no dando datos de los daños causados por ellos.

La delegación de gobierno también advierte que las fuerzas de seguridad también ocasiona gastos a las arcas del estado, al estar estos agentes en los alrededores de las principales carreteras para evitar las barricadas de los mineros.

 

 Protesta sonora en León.

Un centenar de mineros ha tomado de nuevo este jueves el centro de León para protagonizar una sonora protesta por los recortes de más del 60 por ciento a las ayudas del carbón del Gobierno en los presupuestos generales del Estado.

Con petardos y trompetas, los manifestantes, procedentes de la comarca leonesa de Laciana y de la montaña central, se han congregado en la céntrica plaza de San Marcelo, frente a la sede de la Diputación provincial, donde seis mineros permanecen encerrados desde el pasado 4 de junio.

La concentración, que ha comenzado pasadas las 11.00 horas y ha durado dos horas, coincide con la manifestación que el colectivo está celebrando en El Bierzo, en el marco del paro indefinido que el sector mantiene desde el pasado 30 de mayo.

Según ha informado el representante sindical de Comisiones Obreras (CCOO) de la empresa minera Hullera Vasco Leonesa, Rubén Darío Marcos, los mineros quieren así “un día más” hacer oír sus voces “alto y claro” en apoyo de los compañeros encerrados, para exigir al Gobierno que tenga “voluntad de diálogo” y deje las “provocaciones y convocatorias” que, ha dicho, no sirven “para nada”.

El representante sindical ha indicado que “los ánimos están caldeados” debido a las “provocaciones” del Ministerio de Industria, el Partido Popular (PP) y el subdelegado del Gobierno en León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, quien ayer defendió la actuación policial contra los manifestantes.

__________________________________________________________________________________________________________________

Este rostro apacible y bondadoso esconde a un temible torturador.

El inspector Manzanas fue uno de los múltiples torturadores del régimen que instauraron el terror en las comisarías españolas durante el franquismo. Miles de españoles sufrieron durante 40 años estas técnicas, algunos incluso hasta perder la vida. Enviar a casa a morir a un moribundo tras una paliza para que no figurase como “muerto en comisaría” o detenidos que se lanzaban desde la ventana “para intentar huir” eran las excusas que utilizaba el régimen para silenciar su exterminio político.
Militar y funcionario de policía. Nació en Donostia-San Sebastián en 1909 donde estudió Peritaje Mercantil. En 1936 permanece oculto en su domicilio con motivo de la guerra, a causa de su significación derechista. En Agosto de este año es detenido y conducido al fuerte de Guadalupe, donde permanece hasta la toma de la fortaleza por los nacionales que le ponen en libertad. Organizó la Juventud del partido derechista e impulsor del golpe “Acción Popular”; ingresó en el Regimiento de Artillería n.° 3 de San Sebastián. En 1938 se había incorporado al frente con las “Flechas Verdes” hasta el fin de la guerra.
El gobierno del Partido Popular condecoró a Manzanas el 19 de Enero de 2001, por su condición de “victíma de ETA” un hecho escandaloso, según Amnistía Internacional, por premiar al “responsable de la tortura de centenares de vascos durante el régimen franquista”, la misma organización se refiere a él como “un conocido colaborador de la GESTAPO que durante la Ocupación Nazi ayudó a detener a judíos que trataban de huir a través de la frontera del sur de Francia”.

HABLAN LAS VÍCTIMAS DE MELITÓN MANZANAS.

María Antonia Iglesias 28 ENE 2001 en el País.

La primera Medalla de Oro al Mérito Civil, que ha concedido el Gobierno a una víctima del terrorismo de ETA, ha recaído en alguien verdaderamente singular, alguien cuyo solo nombre ha logrado revolver la memoria de nuestro pasado más oscuro: el policía torturador Melitón Manzanas.

‘RECUERDO AL POBRE JOSÉ RAMÓN REKALDE DESFIGURADO POR LAS MAGULLADURAS, CON LA CAMISA ROTA’

Los demócratas vascos, tan golpeados por el terrorismo de hoy, apenas salen de su asombro del reconocimiento de los méritos de Melitón Manzanas, personaje de acreditada biografía como policía torturador durante la dictadura. Sindicalistas, nacionalistas, miembros del PSOE y del PCE, pasaron por las implacables manos de Melitón Manzanas y soportaron sus temidos interrogatorios en las comisarías de Irún y San Sebastián. La despertada memoria de aquellos años de plomo determina a algunas de sus víctimas a recuperar, en primera persona, las sensaciones del dolor y la humillación a las que fueron sometidos. Otros prefieren ocultarse, ¡todavía! detrás de un velo de silencio, de pudor y dignidad.

La polémica medalla al Mérito Civil concedida al policía Manzanas viene a cerrar el círculo imposible de la biografía honorífica de este siniestro personaje. Porque su terrible eficacia policial está acreditada por un total de 50 felicitaciones públicas, otorgadas por el régimen franquista junto con otra singular condecoración: la Cruz del Mérito Policial, con distintivo rojo que la dictadura le concedió en 1964. Para entonces Melitón Manzanas dirigía la represión en Euskadi como jefe de la Brigada Político Social de San Sebastián.

Había iniciado su carrera en el Cuerpo General de Policía de Irún, en 1938, donde instaló uno de sus temidos centros de interrogatorios y desde donde colaboraría, activamente, con los nazis durante los años de la Segunda Guerra Mundial. Manzanas simultaneaba su trabajo policial con negocios poco claros que le supusieron la apertura de un expediente disciplinario. Dicho expediente se cerró, oportunamente, a raíz de su ascenso y traslado a San Sebastián, donde sería el brazo derecho del gobernador civil Valencia Ramón. Los policías Félix Ábalos, Antonio Murga, Eloy Palomo, Jesús Ortega, Pérez Abril y Sierra Gabalzón formaban su equipo, se encargaban de interrogar a los detenidos antes de que pasaran por las manos de Manzanas. Una vez terminado el trabajo los policías frecuentaban, junto a su jefe, el Bar Regio de San Sebastián. Enfundado en su gabardina blanca, calada una boina negra que enmarcaba su cara redonda, Manzanas chiquiteaba también en algunos bares de la parte Vieja: ‘Alardeaba, en voz alta, de las redadas y hazañas que llevaba a cabo y algunos nos pudimos poner a salvo escuchando de su propia boca los planes que preparaba’ asegura un veterano militante comunista que prefiere mantener, aún hoy, su anonimato.

Lenchu, la hija del fallecido presidente del PSOE, Ramón Rubial, recuerda las palabras que salieron de la boca de su padre el día que ETA asesinó a Melitón Manzanas: ‘Ese era un torturador, mala gente… Lo dijo en voz baja, pero muy clara, porque mi padre era una persona a la que no le gustaba recordar los sufrimientos del pasado’. A finales de 1944, fracasó el intento de fuga de Ramón Rubial en un campo de trabajo instalado en la Babcock & Wilcox cerca de Oyarzun, en las peñas de Aya. Melitón Manzanas se encargó de conducir al dirigente socialista hasta San Sebastián. Según Lenchu, su padre le contó que ya en sus dependencias de la Brigada Político-Social, Manzanas le torturó reiteradamente. ‘Mi padre nunca quiso contarnos a la familia lo que le hizo Manzanas, que le interrogó personalmente, pero sé que sufrió mucho’.

Otras voces surgen desde el silencio que ahora se rompe. Una, bien precisa, es la de Jokin Itza, veterano militante del PNV, que coincidió en la cárcel de Ondarreta con algunas personas de diversas organizaciones que pasaron por las manos del policía. ‘A Timoteo Plaza, un militante comunista de Elizondo, le dieron una paliza tremenda. A otro de Elgoibar, Amanci Conde, que participó en la huelga del 47, casi le matan de las palizas que le dieron. Y recuerdo muy bien a Juan Aguirre, de Erandio, que cuando salió de la checa de Melitón Manzanas pesaba treinta kilos menos que cuando entró, y… Mi compañero Juancho Aguirre se estremecía contándome cómo Manzanas torturó al jefe de los anarquistas vascos, Auspicio Ruiz’. El viejo militante nacionalista asegura que el policía ahora condecorado torturó incluso a mujeres y da nombres y apellidos: ‘María y Carmen Villar, de Vergara, y la madre de Miren Askarate, miembro de la Academia de la Lengua Vasca…’

En 1956 cae en las manos de Manzanas alguien insospechado para quienes sólo han relacionado al detenido con el mundo de la literatura: el escritor Luis Martín Santos, consagrado por su novela Tiempo de silencio. Cayó porque era el responsable del PSOE en Guipúzcoa y uno de los que trabajaban en la reconstrucción del partido en el interior del país. Su hermano Leandro recuerda como el padre de ambos, general de Sanidad en el frente del Ebro, se presentó en la Dirección General de Seguridad, con el uniforme de general y todas sus medallas, para pedir la libertad de su hijo Luis sin lograr nada… Pero es en la segunda detención, en San Sebastián, cuando Luis Martín Santos es interrogado personalmente, por Melitón Manzanas… Su hermano Leandro asegura que Luis nunca le habló de torturas y hace una afirmación sorprendente: ‘De torturas nada de nada; además Melitón Manzanas era un simple policía de fronteras y todo lo que se está haciendo ahora contra él es un montaje’… Sin embargo, el doctor Luis Galuf, amigo personal de Luis Martín Santos establece una versión bien diferente: ‘A Martín Santos lo detuvo Manzanas, pero Luis consiguió escapar de la comisaría y pudo ir a su casa, para esconder la máquina de escribir y sus papeles en el transformador de los aparatos de rayos X de su padre. A mí me contó luego como fue la primera parte de su interrogatorio y me dijo que Manzanas le había torturado; pero nunca me quiso decir lo que le habían hecho.’

Versiones mucho más contradictorias aparecen en la periferia de luchador antifranquista de Enrique Múgica. El entonces militante del PCE y hoy Defensor del Pueblo, niega de forma tajante y escueta cualquier relación con Melitón Manzanas y mucho menos las torturas a las que, según algunos testimonios de la época, fue sometido: ‘Nunca le conocí, nunca me detuvo, nunca me torturó’, asegura Múgica. Sin embargo, son varias las versiones de militantes del PCE que consideran ‘realmente imposible’ que Múgica no conociera a Melitón Manzanas y atestiguan haber estado junto a Múgica ‘a la misma hora y en el mismo bar en el que Manzanas acudía para espiarnos’. Teo Uriarte, en su día miembro de la Bitziar-Tipía que decidió el atentado contra Melitón Manzanas, sonríe: ‘¡Es imposible, imposible que Múgica no conociera a Melitón Manzanas!’

En la caída del PCE, a principios de 1960, José Luis López de Lacalle, el periodista recientemente asesinado por ETA, dio con sus huesos en la cárcel de Martutene. Antes había pasado por la checa de Manzanas. Quienes le pudieron visitar después comprobaron que tenía los pies en carne viva, que le había interrogado aplicándole cigarrillos, descargas eléctricas… Xavier Apaolaza, militante del PNV no olvidará jamás los tres días que pasó soportando las torturas que le aplicaba Manzanas: ‘Fue muy duro lo que nos hicieron en aquella comisaría de San Sebastián. Nos golpearon brutalmente y luego Manzanas me colocó un bolígrafo entre los dedos de una mano y comenzó a apretarme las uñas haciendo girar el bolígrafo… Sentí un dolor insoportable’…

Ildefonso Poncho, Aguirre, miembro de la escisión del PNV hacia EGUI (embrión de lo que sería más tarde la primera ETA) recuerda con precisión sorprendente sus dos caídas en manos de Manzanas. Y eso a pesar de que entonces tenía 31 años, hoy 70. ‘Recuerdo con horror, aquellos interrogatorios de Manzanas por las tardes, cuando empezaban los golpes, las patadas salvajes, los insultos soeces… La segunda vez que caí me obligaron a desnudarme, me ataron de pies y manos, me arrodillaron sobre un montón de gravilla, me presionaban los pies, me daban tortazos tremendos. Manzanas me decía que la hija que esperaba mi mujer no era mía, que era de Julen Madariaga, porque un día le habían visto salir de casa. Me impedían dormir y Manzanas me pegó con una porra de goma porque no le entendí lo que le preguntaba. Una vez que se me cayeron los calzoncillos, mientras estaba atado de rodillas sobre la gravilla, Manzanas y todos se reían de mis genitales’. Poncho Iriarte recuerda, vivísimamente, el aspecto lamentable que tenían los rubios, ‘porque los rubios enseguida se amoratan con los golpes, y recuerdo al pobre de Jose Ramón Rekalde desfigurado por las magulladuras, con la camisa rota y destrozada, y al pobre de Julen Madariaga con las gafas rotas, que no veía nada porque era miope, y a Rafa Albizu, y vi a muchos jóvenes torturados, porque Manzanas se ensañaba sobre todo con los trabajadores’.

María Jesús tenía 20 años y era militante del PCE cuando conoció al policía torturador: ‘El personalmente me pegó de forma brutal en los interrogatorios. Me llamaba la puta del Partido, era un hombre sádico y cruel, era una auténtica fiera’. Chus no se olvida de que cuando la trasladaron a la cárcel de Ventas enseguida fue a visitarla su abogado, José Ramón Rekalde, este socialista luchador y veterano que hace poco estuvo a punto de perder la vida a manos de ETA.. Chus Muñoz, como todos los supervivientes del policía torturador, está estupefacta ante la decisión del Gobierno de condecorar a Manzanas: ‘Esos partidos que han aprobado esa ley y el Gobierno que ha decidido aplicarla, deberían de haber evitado esa afrenta, por respeto a nuestra dignidad y a la democracia’.

EL COMISARIO CONESA

EL SUPERCOMISARIO.

Roberto Conesa ingresó en el Cuerpo General de Policía en 1939 y tras varios ascensos fue nombrado jefe de la Brigada Político-Social hasta que ésta fue disuelta en 1976. En esa etapa trabajó como infiltrado en diversas organizaciones de la oposición política (CC.OO. y PCE) y fue especialista en la captación de confidentes. Se hizo conocido entre los sectores clandestinos de izquierdas por sus brutales métodos de interrogatorio y tortura. Algunos personajes destacados que recuerdan haber pasado por sus manos son el sindicalista Marcelino Camacho[2] y el escritor Fernando Sánchez Dragó. También parece haber estado implicado en la detención de las llamadas “las Trece Rosas” y en el asesinato-montaje policial del Caso Scala contra la CNT en los primeros años de la incipiente democracia.
Tras la disolución de la Brigada Político-Social fue destinado a la Comisaría general de información de 1975 a 1979, permaneciendo en Valencia durante un año, siendo llamado de urgencia por el ministro de la Gobernación, Rodolfo Martín Villa, para resolver los secuestros de Antonio María de Oriol, presidente del Consejo de Estado, y el teniente general Emilio Villaescusa, presidente del Consejo de Justicia Militar. Tras su liberación, el 11 de febrero de ese año, Roberto Conesa recibió la medalla de oro al mérito policial y comenzó a ser llamado el supercomisario.
A su entierro, ocurrido en plena huelga general en España, no acudió ningún representante del Gobierno español.


COMISARIO JOSÉ MATUTE FERNÁNDEZ

Asesinato del militante comunista Antonio González Ramos.

ANTONIO GONZALEZ RAMOS

El 29 de octubre de 1975 moría torturado en los sótanos del edificio del Gobierno Civil de Santa Cruz de Tenerife, de la calle Méndez Núñez (hoy Subdelegación del Gobierno), y luego arrojado desde un coche en marcha el militante comunista Antonio González Ramos, asesinado a golpes, entre otros, por el comisario de policía español José Matute Fernández.

Antonio González era un campesino tinerfeño emigrante a la Alemania en los años 60. Enlos círculos de la emigración española conectó con el Partido Comunista, donde comenzó a militar. De vuelta a Tenerife, entró a trabajar en la fábrica de tabacos Philip Morris, de la que fue despedido por reclamar mejores condiciones de trabajo. También realizaba una importante actividad vecinal en La Laguna.

Era militante del partido Oposición de Izquierda (OPI). La Brigada Político-Social le detiene por “propaganda ilegal” y le tortura hasta matarlo, dejando viuda y cuatro huérfanos.

Matute y sus secuaces intentaron hacer ver que el camarada Antonio González murió porque se tiró del coche policial en marcha mientras era trasladado. La justicia española hizo la vista gorda mientras Matute huía a Venezuela, de donde regresó en 1977 amparándose en una sentencia de la Sala de los Penal de la Audiencia de Santa Cruz de Tenerife que le concedía la amnistía total, reincorporándose a su tareas de policía en la Dirección General de Seguridad en Madrid.

Posteriormente, el gobierno del PSOE ascendió varias veces al asesino.

Es sorprendente que nuestros medios democráticos no hablen de la tortura en España a pesar de las múltiples evidencias que sobre tal deleznable asunto se prodigan en nuestro país. Nuestros telediarios y periódicos sólo ven la paja en el ojo ajeno con la hipocresía de escandalizarse con Guantánamo, las torturas prodigadas por la soldadesca yanky en las cárceles iraquíes, las atrocidades cometidas por la Junta Militar Argentina, etc. Sin embargo obvian descaradamente lo que sucede en España. Porque en España se tortura, y en algunos casos se proteje y premia a los torturadores. En cierta ocasión y a resultas de las denuncias de Amnistía Internacional sobre la tortura en España, un periodista le hizo una pregunta a un alto funcionario del gobierno del PSOE sobre si era cierto que en este país se torturaba. El funcionario negó la cuestión, alegando de forma airada “que España es un Estado democrático y que por tanto no se tortura a nadie.” El periodista no insistió.

Estos últimos días hemos visto como la Audiencia de Barcelona ha tenido que revocar un indulto parcial del gobierno y meter en la cárcel a cuatro mossos que habían sido condenados por maltratar y dar una soberana paliza a un rumano, que según éstos policías, habían confundido con un delincuente. El gobierno justificó el indulto “por las buenas referencias de sus expedientes” y las firmas recogidas en favor del indulto. No es la primera vez que estos gobiernos democráticos protegen a los torturadores, incluso premiándolos. La España democrática tiene ejemplos dignos de ser juzgados por el Tribunal Internacional de Derechos Humanos. Hagamos un poco de historia, publicando algunos artículos e informes al respecto:

ZAPATERO Y LA TORTURA EN ESPAÑA

Manuel F. Trillo

 Salió el Presidente del Gobierno de España para balancearse entre los periodistas invitados a las ferias comunicativas que prepara junto a la “jueza” vicepresidenta que se ríe de todo cuanto le cae de lado. Son así el uno y la otra. Tanto son así que se ríen de las torturas y poco les falta para felicitar a los torturadores en España. Salió a la palestra Zapatero para anunciar que habrá elecciones generales el 9 de marzo de 2008. Y de este modo y con este anuncio, pedir de paso el voto para él y para los cientos de cafres que le acompañarán en las listas electorales. No es nuevo para el PSOE que miembros destacados fueran condenados por torturas –y otros crímenes-, todos ellos compañeros de Rubalcaba en los años de hierro y de muerte institucional (“ni hay pruebas ni las habrá”) y crímenes de Estado. Años después Aznar indultaría a varios torturadores mezclados en un indulto cuasi general –cerca de 400 indultados- entre los que se encontraban chorizos, prevaricadores como Gómez de Liaño, y torturadores. Todos los gobiernos de España tienen tanta sangre debajo de las mesas y empapada en los expedientes, que no se atreven a debatir sobre este tema: las torturas en España.

Qué buen asunto para ese santurrón que se llama Mariano F. Bermejo, ministro de Justicia, que mea brillantina jurídica por las mañanas y en todas sus declaraciones, mientras que en las comisarías y cuartelillos de la Guardia Civil se tortura. Se sigue torturando como en la Edad Media, como en el franquismo, como en la “Alemania nazi”. Zapatero, Bermejo, la “jueza” y el Rubalcaba, la banda de los cuatro que pretenden enseñar sobre lo que está bien y lo que está mal cuando son responsables de que España sea un Estado torturador, semejante a cualquier otro de los que se dicen salvajes o escasamente civilizados. Se dice así de entrada para que no tengan duda alguna sobre la incriminación que se les hace desde estas páginas. Y para que no se atrevan a pasar jamás al lado de una persona decente y mucho menos pedirle el voto. Pues un voto a un miembro del PSOE sería dar un voto a quienes permiten la tortura en España. Votar al PSOE es votar la permanencia de la tortura.

El informe de Amnistía Internacional (AI) “Sal en la herida” (http://www.es.amnesty.org/) del año 2007, y otros muchos informes de organismos y relatores internacionales nos hablan de cientos de torturados en España.

Las declaraciones y las imágenes de las víctimas de las torturas son escalofriantes (Anika Gil – http://www.youtube.com/watch?v=UKACaBA0Yjc-, Gorka Lupiáñez, Lucian Padurau, Unai Romano, etc). Ante la indolencia criminal de los gobernantes del PSOE sólo cabe que a ellos les ocurra lo mismo, o a alguno de sus allegados, para que de ese modo tengan una visión más aproximada de lo que supone pasar por las manos de los torturadores en España, en la España que ellos gobiernan.

España es Parte en diversos tratados internacionales de derechos humanos que imponen a las autoridades la obligación de prevenir y castigar los malos tratos infligidos por agentes del Estado y garantizar acceso a recursos y reparación a las víctimas. Entre ellos figuran el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP), la Convención de la ONU contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes (Convención contra la tortura) y el Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales (Convenio Europeo de Derechos Humanos). Además, el 6 de abril de 2006 España ratificó el Protocolo Facultativo de la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes (durante el Gobierno de Zapatero) que le impone, entre otras, la obligación de mantener, designar o crear uno o varios organismos que realicen visitas periódicas a todos los lugares donde haya personas privadas de su libertad, a fin de impedir los malos tratos. Asimismo, España es Parte en el Convenio Europeo para la prevención de la Tortura y de las Penas o Tratos Inhumanos o Degradantes, lo que supone que permite las visitas periódicas y ad hoc del CPT3 a cualquier lugar donde haya personas privadas de su libertad.

Una muestra más del cinismo del Gobierno del PSOE a partir de 2004 en materia de Derechos Humanos. Mírense las declaraciones de un social-católico como Bono cuando afirmaba que “la tortura es repugnante” en Irak, claro, en España es otra cosa. O cuando Moratinos afirma que hay que perseguir a los torturadores allá donde se encuentren, claro está, siempre que los torturadores no sean españoles ni cometan tales crímenes en España. Según los informes de los organismos internacionales contra la tortura, en España se tortura a no menos de 700 personas al año, de los que el 12% serían independentistas vascos. Dato que es absolutamente ridículo, pues en el caso de los presos y detenidos vascos, o que se les vincule con el conflicto vasco, la inmensa mayoría son objeto de vejaciones y humillaciones, cuando no de violencia física (violación sexual declarada por Lupiáñez) o psíquica (“violaremos a tu novia si no declaras”) afirmada por AI en su informe ya mencionado: “las víctimas afirman haber recibido golpes, patadas, puñetazos e insultos de agentes de policía, incluso estando esposadas y tanto en la calle como bajo custodia policial. En sus denuncias, estas personas aseguran también que los agentes las amenazaron con una pistola o un cuchillo, las azotaron en las plantas de los pies y las amenazaron de muerte. En uno de los casos, los policías dijeron al detenido que si no cooperaba violarían a su novia. En otro, la víctima estuvo varias semanas sin oír por un oído a causa de los golpes que los agentes le habían propinado en la cabeza”.

Está claro que estos tratos son aceptados por Fernández Bermejo –ahora candidato a Diputado- y por Zapatero –ahora candidato a Presidente de Gobierno- , y en la medida en que no han iniciado actuación alguna en estos cuatro años para impedir tan horrendos crímenes, es de suponer que están de acuerdo con que tales prácticas se realicen en las comisarías de España (por no hablar de los tratos que reciben los presos en las cárceles –ya hablaremos de las mazmorras del PSOE). Preocupados por encarcelar el pensamiento y todo lo que suponga independencia política –incluida la persecución de los republicanos, incluso el humor de El jueves- consideran un bien la práctica de las torturas en la España que ellos gobiernan. Pues de otro modo pondrían el mismo afán en perseguir a torturadores como en perseguir a independentistas.

Votar al PSOE es votar por la tortura y por los torturadores. Es votar por el cinismo sin límites. Es votar por la permanencia del crimen institucional, práctica de la que el actual Ministro Rubalcaba es ducho y es gran conocedor desde sus años mozos hace más de 20 años. Se siente mucha vergüenza oír a Bermejo decir que lo que está fuera de la ley no podrá estar dentro de la ley (obviedad donde las haya) para referirse a no se sabe qué intenciones ilegalizadoras en Euskal Herria, y sin embargo, como tal ministro de Justicia, callar ante el crimen que suponen las torturas en España. Parece ser que es mayor crimen ser editor o director de un medio de comunicación en Euskal Herria (J.L. Elkoro, condenado a 22 años de cárcel en el sumario 18/98) que en ser un torturador –aun condenado- a quien la pena mayor es de 4 años de cárcel.

La tortura es gratis en España, lo es en todos los países, y en todos los tiempos, pero en España, en la linda España zapaterista, la tortura y los torturadores lo tienen aún mejor.

Por eso, desde aquí, y a quienes tengan el mínimo de decencia, se les sugiere que ayuden a echar a las cavernas a todos esos canallas que silencian las torturas y encubren a los torturadores en España.

 

 

 

 

 

 

 

 

Este tipo dice que las personas de apuntan al paro porque sí.

Juan Rosell, Presidente de la Patronal española,  ha expuesto en su discurso de hoy sus “recetas” para facilitar la salida de la crisis en España, unas recetas que pasan por tratar al trabajador como simple mercancía, cada vez con más descaro y falta de visión humanista. Un discurso que trata a las personas según criterios meramente económicos de inversión-rentabilidad, y que anula por completo el carácter humano de trabajadores, desempleados y estudiantes. Entre otras cosas, este tipo ha señalado que hay que acabar con los funcionarios “prepotentes e incumplidores” y con aquellas personas que se apuntan al paro “porque sí”.

Creo que estas palabras se descalifican por sí solas, aunque tal y como está el patio suenan con demasiada impunidad en alguien que dice representar a la empresas españolas. En su malévolo discurso contra los trabajadores no ha habido ninguna referencia, sin embargo, a los Bancos, que son los verdaderos causantes de la crisis y quienes realmente asfixian nuestra economía y a las empresas.

Con manifestaciones tan tendenciosas y torticeras como las de este individuo, que solo rezuman odio contra los trabajadores, se está jugando a la ruleta rusa con un pueblo que mañana puede estallar con sobradas razones.

Desde luego vamos bien aviados con esta decimonónica Patronal. Si su anterior jefe resultó un delincuente convicto y confeso, éste para empezar tiene todas las pintas de un mal nacido.

j.m.boix

J.M. Boix

julio 2012
L M X J V S D
« Jun   Ago »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Blog Stats

  • 346,662 hits

Mejor calificado