You are currently browsing the monthly archive for septiembre 2012.

A pesar de este Gobierno represivo que padecemos, el 25-S ha sido todo un éxito lo quieran o no.

La AN cita a ocho organizadores del 25S por un delito contra altos organismos de la nación.

Noticia que pueden leer en http://www.europapress.es/nacional/noticia-an-cita-ocho-organizadores-25s-delito-contra-altos-organismos-nacion-20120921184925.html

No entiendo de leyes, pero tengo una percepción bastante nítida de lo que es justo e injusto. Citar a ocho ciudadanos bajo tan grave acusación presumo que es pasarse ampliamente de rosca. Pero ya sabemos que estamos en una democracia del miedo,  donde las leyes las dicta quienes todos sabemos, y en un país deficiente a la hora de respetar los derechos humanos si damos crédito a los informes de Amnistía Internacional y a la condena del Tribunal de Derechos Humanos de la Haya. Tampoco podemos esperar mucho de un Estado que incita a la ciudadanía a convertirse  en delatores de la policía.

Que los ciudadanos que lo deseen se manifiesten pacíficamente y rodeen el Congreso para que nuestros parlamentarios recuerden que la democracia reside en el pueblo, es algo saludable y, a estas alturas, necesario. En este sentido, el 25-S, es para mi un puro ejercicio de democracia.

Como muchos otros, he apoyado con ilusión esta plataforma popular, y lo he hecho ante la frustración que me produce tanta injusticia. Millones de conciudadanos llevan manifestándose pacíficamente y desde hace tiempo, pidiendo más democracia y una justicia que juzgue con severidad a los delincuentes que nos han procurado la ruina a la gran mayoría de este país, y no es nada democrático que tal clamor no tenga más respuesta de los políticos que endurecer las leyes que promueven más represión. ¿Qué pasa con esos “altos organismos de la Nación”. ¿Es que, acaso, gobiernan para los marcianos? Ningún juez hasta hoy ha citado a los líderes de los grandes partidos por estafar a los ciudadanos al incumplir escandalosamente sus programas electorales.

Ante esta indignante situación, a la justicia no se le ocurre otra cosa que amenazar y encerrar en la cárcel a las víctimas que se manifiestan ante tanto atropello. Para la represión social se aprueban a toda carrera leyes que atentan contra los más elementales derechos y libertades, mientras los grandes delincuentes de guante blanco se pasean por la calle con toda impunidad porque nuestro código penal continúa obsoleto para ellos. La justicia en nuestro país no se toma ninguna prisa en legislar y tipificar como delito criminal los nuevos y delictivos formatos de “ingenieria financiera” que favorecen el robo y la estafa a gran escala. De esta manera los responsables de Bankia y otras Cajas, hoy imputados y no por la Fiscalía General, se irán de rositas después de un interminable jucio que no conducirá a nada. Tampoco Urdangarín tendrá que responder gran cosa por sus fechorías con el actual Código Penal.  Hasta hoy, que yo sepa, y a pesar de la alarma social que ha producido, no ha sido encarcelado ninguno de los responsables del robo masivo de miles de millones de euros a jubilados y otras personas por el timo de las “preferentes”. Pero estos hiatos de una justicia a medida de los poderosos no ocurren cuando se trata de amenazar o castigar con la cárcel a ciudadanos de a pie por organizar una manifestación en los aledaños del congreso.

Si esta iniciativa, a la que en el uso de mis libertades me he adherido, supone un delito, pues que me citen a mi también, concediéndome el honor de acompañar a esas valerosas personas que han sentido  la necesidad de hacer algo ante el desastre que nos aflige. A mi edad pocos miedos me afectan y máxime cuando uno lleva las alforjas vacías y nada tiene que perder.

j.m.boix

A muchos ha sorprendido el mensaje de la Casa Real, sin duda relacionado con la Diada en Barcelona, celebrada masivamente con una cifra de manifestantes que ha rebasado ampliamente la de otros años. En esta ocasión la temida palabra “independencia” ha resonado con mayor fuerza que nunca, y lo que es peor: el gobierno de CIU la hecho suya para negociar desde una plataforma de fuerza sus pretensiones sobre el tan traido y llevado “concierto económico”. O hay concierto o independencia, ha dicho sin tapujos. En esta ocasión la gravedad infiere en que sea  CIU ––el partido de la burguesía catalana––  quien enarbole con tanta claridad este jaque al gobierno y al actual Estado de las Autonomías. Se lo han tomado tan en serio que el propio PSC ya está hablando de una España federal, quizás para intentar remediar males mayores.

Tal situación no puede llegar en peor momento, en una España a la deriva incapaz de controlar la grave situación creada a partir de la cesión de soberanía a una Europa descompuesta y a merced de los especuladores. Rajoy ha echado mano de la socorrida Constitución contra los males secionistas de la díscola autonomía. Sin embargo, quien va a tomarse en serio una Constituación que se ha manipulado en menos de una semana para ponerla al servicio de los prestamistas y especuladores.

Cataluña ha lanzado su órdago, que no se sabe como terminará. Pero es que, además, vienen ahora las elecciones vascas donde los partidos independentistas, PNV y Bildu, van a barrer. ¿Quién les va a impedir entonces que no lo intenten de nuevo como hicieron con el Plan Ibarretxe? Una España convulsa donde la gente se ha echado a la calle frente al desgobierno de un PP incapaz, que no acierta a fijar un timón que de confianza al país, no es el mejor marco para someter con éxito tales desafíos.

La carta del rey en su página web, llamando a la unidad después de la masiva Diada independentista y las declaraciones de Mas, lejos de atemperar la situación lo único que ha conseguido es afirmar el nerviosismo creciente de la Casa Real y de un monarca que se resiste a cederle el trono a su hijo a pesar de que apenas puede andar y tenerse en pie sin tambalearse. Pero no son buenos tiempos para probar suerte con la sucesión, y los motivos están en la mente de todos. Si no se arregla de manera definitiva el organigrama institucional, dando por finalizada la etapa de la Transición y sus servidumbres, vamos a entrar en una espiral muy peligrosa y de imprevisibles consecuencias. Rajoy se ha cerrado en banda ante la pretensión de Más de conseguir una nueva fiscalidad para Cataluña, y se ha escudado en la Constitución para llamar al orden al Presidente catalán y sus amenazas independentistas. Pero los callejones sin salida además de no resolver nada, engordan los problemas. Visiblemente afectado por el portazo de Madrid, el líder de CIU decide poner en marcha su amenaza de nuevas elecciones en Cataluña  con la pretensión de sacar una mayoría absoluta que rompa ataduras con el PP. Su comentario sobre la necesidad de un “proyecto nuevo para Cataluña en el marco de Europa y el euro” da mucho que pensar sobre la deriva nacionalista y por donde pueden ir los tiros.

Por otro lado, las pretensiones de la ultraderecha franquista de abolir las autonomías con la excusa de su alto coste para regresar así a la férrea España centralizada y “unida en lo universal” no deja de ser a estas alturas una preocupante quimera alentada por los gurdianes de la Transisción y la mismísima Monarquía, que tiene severas dudas sobre su futuro. Sin embargo, en la situación que se encuentra el país no da lugar a muchas salidas. Fializar esta innacabable Transición con una República Federal sería lo más sensato para una futura y estable democracia sin ataduras.

j.m.boix

En la última sesión, el Parlamento Andaluz ha reprobado en una votación las acciones de Sanchez Gordillo. Lo ha hecho aprovechando la ausencia justificada del parlamentario y sindicalista, que de esta manera no ha podido defenderse. Los próceres de la extrema derecha se han despachado a gusto acusándole de robo, saqueo, bandolerismo etc., y lo ha hecho con la total desvergüenza que caracteriza a esta mala casta de derecha que soportamos, hoy envalentonada al no tener contestación política. Ha denunciado, sin ruborizarse, las ocupaciones simbólicas de fincas por parte del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), defendiendo de esta manera el latifundismo indecente y canalla que aún asfixia a esta Andalucía en el tercermundismo. Para esta derecha cavernaria, que encubre el criminal terrorismo de los poderosos, el mal de Andalucía lo conforma hoy esa “banda de forajidos” que roba comida en los supermercados para dársela a los que necesitan comer. Es el repugnante esperpento de una derecha que alcanza lo insultante en una región donde el paro (33%)  dobla el porcentaje medio del estado español, la lacra del escandaloso latifundio se mantiene frente a las necesidades de cerca de ochocientos mil jornaleros agrarios sin tierra y la pobreza alcanza las mayores cotas de la Europa comunitaria. Pero esta derecha que arrastramos está conformada por fieras incapaces de entender el sufrimiento de los demás. Ese “que se jodan” de Andrea Fabra muestra el  auténtico sentir de esta gente, el santo y seña de su odio contra un pueblo necesitado, en este caso el andaluz, que, por otro lado ya está harto de tantas mentiras y falsas democracias.

La sesión parlamentaria resultó un descarnado linchamiento de Sánchez Gordillo y en el que el propio Griñán ––que gobierna gracias a Izquierda Unida––, no tuvo ningún empacho de votar con la derecha a la hora de condenar “los robos” y las actuaciones del díscolo parlamentario. Pero ya sabemos que Griñán y su PSOE son los grandes traidores de esta penosa película rodada en Andalucía. Sin embargo, el vicepresidente Valderas, el gran rebelde del rebélate pues ya lo ven, de risas y choteo con Susana mientras despachan y descuartizan a su compañero de grupo.

Una instantánea fotográfica que muestra la imagen de un Valderas, que con sus hechos, está demostrando que nunca llegó más allá de ser un mediocre oportunista que hace tiempo se olvidó de lo que es ––si es que alguna vez fue–– y a quienes representa. La puesta en marcha de la praxis del rebélate por parte del Alcalde de Marinaleda molesta a este segundón del gobierno a igual que molesta a casi todo el apoltronado personal que conforma el grupo de aventajados de IU. Quizás porque nunca pensaron que tal consigna fuera más allá de un ocurrente eslogan de campaña electoral.  De esta manera se puede entender ––aunque no asumir–– que el vicepresidente del gobierno andaluz estuviera de animada cháchara con Susana Díaz, mano derecha del Presidente andaluz, mientras el PP y el PSOE hacían polvo al jornalero parlamentario. A estas alturas bien queda definido que los máximos dirigentes de IU-PCA favorecieron el pacto de gobierno con el único propósito de colocarse y colocar a sus parientes y amigos. Sólo así se explica que no pusieran el grito en el cielo o que no abandonaran la sesión por simple decoro ideológico cuando Griñán  ––su socio de gobierno–– votó a favor del PP en la condena a Sánchez Gordillo. Una condena que, por lo demás, también lo ha sido por las ocupaciones jornaleras de latifundios. ¿Acaso el grupo parlamentario de Izquierda Unida ya se ha olvidado que su programa está seriamente comprometido con la Reforma Agraria? ¿No se le revolvieron las tripas al ver a esos socialistas ––sus socios–– votando con la ultraderecha? ¿Los mismos que un día honraron a bombo y platillo a la duquesa de Alba, la mayor latifundista de España?

j.m.boix

PÁSALO.

 

El señor Fiscal General del Estado sigue sorprendiendo. Oportunamente tan ineficaz y permisivo con los delincuentes poderosos ––ahí están en la calle todos los que han procurado la ruina de este país –– y sin embargo, implacable y vengativo con un preso de ETA que se muere de cáncer. El ¡Ay, de los vencidos! que en este caso ha practicado este señor de rostro apacible es demasiado sonoro hasta el punto de rozar lo cruel e inhumano.

Creo que la decisión del Ministro de Gobernación, en esta ocasión acertada y ajustada a la ley, ha puesto en solfa la realidad que nos alumbra. Una extrema derecha que hoy ocupa cargos relevantes ––como el señor Gallardón y la señora Aguirre, entre otros–– que parecen sintonizar más con la A.V.T. que con su propio partido.

Afortunadamente Euskadi está inmersa en un proceso de paz que parece irreversible, pero poco ayuda a mantenerlo decisiones como la del señor Torres Dulce. Ensañarse con el vencido nunca ha sido la mejor opción para alentar ningún tipo de pacificación al menos que se persiga lo contrario. Ahora hay que esperar que el juez Castro no ceda ante las presiones, y mantenga su buen criterio, en este caso el del gobierno, y desestime el recurso de la fiscalía.

j.m.boix

 

Los norteamericanos, la OTAN y toda esa pléyade de paises aventureros que invadieron por la fuerza Afganistán saben que tienen perdida la guerra, al menos eso dicen oficiosamente mientras preparan sus planes para una honorable evacuación de sus tropas. Otra vez el afgano ha resultado ser  un combatiente irreductible, un luchador formidable por su independencia. Pero vamos a lo que en esta ocasión interesa. Mantener tropas en esa lejana región nos cuesta más de mil millones de euros anuales. Un dinero que cualquier gobierno responsable, que no fuera de fantasmones se negaría a pagar. Sin embargo Rajoy ha manifestado que estas tropas continuarán en Afganistán hasta 2014. ¿De dónde se va a sacar los tres mil millones que va a suponer su decisión?

Tenemos por delante un futuro de penuria a base de rescates y recortes que nos van a machacar hasta lo indecible y, sin embargo, este enloquecido gobierno va a continuar gastándose el dinero que no tenemos para que nuestras tropas continúen haciendo el farol en una guerra que ya se considera perdida. ¿Y todo para qué? Pues para que nuestros fantoches ministros se paseen por el mundo pavoneándose de que somos una potencia que también invadimos paises y barbaridades por el estilo. Ellos le llaman a esto mantener “los compromisos internacionales”. Pero cuando las cosas están como están en casa, el primer y único compromiso que debía tener este gobierno es con su pueblo. Si no hay dinero para mantener las prestaciones sociales tampoco debe haberlo para aventuras militares que nada nos reportan excepto heridos y muertos. Lo preocupante es que nadie de la oposición ni sindicatos de izquierda, antaño unidos al NO A LA GUERRA, alza la voz en esta situación. ¿O acaso la invasión y ocupación de Afganistán  es “buena y necesaria” porque fue bendecida por la ONU de Bush, el Papa y el sinvergüenza de Zapatero?

j.m.boix