YA VAN SEIS LOS HOSPITALES QUE SE CEDERÁN A LA GESTIÓN PRIVADA EN MADRID.

Bueno, tal y como lo veo, la galopada del PP en privatizar todos los servicios públicos en esta legislatura parece imparable. En menos de un año, este gobierno ha destrozado a los trabajadores de este país con la salvaje reforma laboral que todos conocemos y que los lleva a ellos y a sus familias a un futuro de miseria. No contento con esta brutalidad, y GRACIAS A LA EXCUSA QUE LE PROPORCIONA LA “CRISIS” está desmantelando a marchas forzadas y con total impunidad la Sanidad Pública, después de que el fascista Wert haya sentado las bases que hieren de muerte una Educación hasta ayer pública, diseñando un nuevo orden educativo de carácter elitista como en los mejores tiempos de la dictadura, y que ya comienza a dar sus frutos en las Universidades con jóvenes que no han podido matricularse este año por las escandalosas tasas académicas.

Algunos dicen que este gobierno no “hace nada”, que no gestiona la “crisis”, muy al contrario yo creo que está resultando eficacísimo para lo que en realidad le interesa: acabar con los derechos y libertades de nuestro pueblo. ¿Les parece poco logro el desmonte a toda máquina de nuestra sociedad del bienestar? Si en el tiempo que lleva ––apenas un año––el PP ha hecho retrotraer a esta sociedad cuarenta años atrás, ¿qué dejará en pie cuando complete su mandato? Y lo peor es que no parece posible pararlo porque para este gobierno el grito de la calle es como si oyera llover. Nunca desde que vivimos en democracia se ha gobernado con tanta impunidad como lo están haciendo estos fascistoides a la hora de destruir Derechos que hasta ayer considerábamos constitucionales. ¿O acaso en estos días no es más visible que nunca la artera manipulación de esta democracia para gobernar en favor de las capas más ricas del país? El cataclismo de España no es solo económico sino que también de falta de democracia. Todo el país apesta a un inmenso cenagal sin que nadie se atreva a limpiar unas alcantarillas a rebosar de mierda. Unos, los beneficiados de la podredumbre, porque les interesa que la cosa continúe así, y los otros porque tenemos enfrente un régimen con unos idividuos que no dudarían en matar para mantener el orden establecido en favor de sus privilegios de casta heredados del franquismo.

Fijaos en lo que han quedado reducido esos derechos constitucionales a una vivienda, a un trabajo digno, o a una Justicia igual para todos. Trescientas cincuenta mil familias desahuciadas de sus casas; seis millones largos de trabajadores en la calle, y una justicia que hace la vista gorda con todos los grandes chorizos que arruinan este maldito y corrupto Reino. ¿Es posible seguir hablando de democracia con estos parámetros? Luego, cuando al poder le interesa, nos impone la inviolabilidad de la Constitución. Pero ¿de qué Constitución nos hablan cuando tenemos una democracia de burdel donde se viola sistemáticamente los derechos constitucionales del ciudadano?

Niestra Sanidad, lo mejorcito que teníamos, la están PRIVATIZANDO. A cambio pronto nos impodrán un sistema sanitario de BENEFICIENCIA para pobres donde éstos, además de pasar hambre, se morirán a chorros. A los optimistas de siempre quizás les puedo resultar demasiado dramático, sin embargo, los actuales mimbres que se manejan no me dan para más. Sólo confío que la  respuesta ciudadana ante este futuro basura que nos preparan vaya a mayores y frenen la barbarie.

j.m.boix