ROSA DÍEZ Y EL PP SE ALIAN EN ESTA VERGONZOSA ESTRATEGIA DE LA ULTRADERECHA CONTRA LA PLATAFORMA SOCIAL STOP DESAHUCIOS.

“La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ha vinculado a la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) con “grupos filoetarras” y ha comparado sus actos de protesta con “acciones de lucha callejera hasta llegar a la kale borroka“.

Cifuentes ha acusado a la portavoz de la PAH, Ada Colau, de haber apoyado a Bildu, a Sortu y a otros grupos “filoetarras” y de emprender una “estrategia política radical” a partir del movimiento antidesahucios.”

SON DEL TODO CRIMINALES ESTAS AFIRMACIONES EN UN PAÍS DONDE EL ESTADO DE DERECHO SÓLO PROTEJE A LOS BANQUEROS.

La maldad de esta mujer no tiene fronteras. Sus afirmaciones contra este inmenso colectivo abandonado de cualquier “estado de derecho” no tiene nombre. Las continuas manifestaciones de esta señora, delegada de gobierno en Madrid en contra de los derechos civiles se torna insostenible. Ha pretendido prohibir las manifestaciones, cohartar el derecho a la huelga y ahora denunciar de “filoetarra” a un colectivo desesperado que quiere hacerse escuchar por unos políticos que ignoran su sufrimiento. Unos políticos deshumanizados que sólo escuchan y sirven al dinero, y que se sienten “violentados” cuando el desahuciado, después de más de cuatro años de denuncia sin que nadie le escuche, llama a su puerta. “Había niños en la casa de Pons” se escandalizan, aunque miran hacia otro lado cuando esos niños de familias marginadas son expulsados de sus casas con violencia por la hueste armada de este gobierno. Un gobierno cuya falta de sensibilidad se aproxima a la propia de un gobierno “filonazi”.

 La Plataforma debe denunciar sin demora y ante un juzgado de guardia tales acusaciones. Desde este blog hago un llamamiento de solidaridad a toda la red para que manifestemos nuestra más firme protesta ante estos hechos.  No se puede seguir admitiendo que la legítima protesta ante los desmanes de este gobierno se criminalice de la manera que se está haciendo. Hoy es el PAH, pero mañana lo será el Colectivo de las Preferentes, y pasado todo aquel que se eche a la calle ante esta situación imposible.