El alcalde del Ayuntamiento de Beade, el fascista del PP Senén Pousa

Que este gobierno corrupto se permita, además, la chuleria de mantener en activo y en departamentos tan sensibles como la policía, a criminales perseguidos por la justicia nos da buen ejemplo de la catadura moral y humana de los que al día de hoy controlan el destino de todos nosotros. Y lo peor es que estamos permitiendo que sigan ahí, riéndose de todos, burlándose de las víctimas, de la justicia y de la democracia. Los brotes de fascismo son ya demasiados escandalosos en este país donde políticos, que aún se acuestan bajo tenebrosos cabeceros decorados con gamadas, cangrejos y aguiluchos, rigen los destinos de Ayuntamientos e instituciones democráticas, emponzoñando de fascismo todo lo que tocan. Este es el resultado de una Transición que se perpetua, no bajo el imperio de los valores democráticos, sino con un viva Franco. Dicen que la historia hay que conocerla para que los grandes errores no vuelvan a repetirse, pero aquí no solo nos impiden conocerla y hacer justicia sino que también se cambia al gusto de los azules. La “reconciliación” ha permitido que ahora los facistas sean los otros, los que precisamente luchan contra el fascimo.

 

A veces me pregunto donde están los colectivos de intelectuales que levanten la voz en este país, si es que existen. ¿Por qué nadie habla claro? ¿Qué clase de aggiornamento pútrido nos asiste que ha podrido las ideas y los valores de la propia democracia?

Este alcalde fascista del PP afirmó que los “condenados a muerte en el franquismo lo merecían.” Y sigue en su puesto.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ayuntamientos gobernados por criminales franquistas que rinden culto a un régimen asesino, policías con mando en plaza que arrastran en su haber curriculum plagados de torturas, ¿a dónde vamos a llegar? Todos los que defienden y exaltan los crímenes del antiguo régimen deberían estar en la cárcel, acompañando a los terroristas de turno. 

 

30

La persojaje de la fotografia es la alcaldesa de Quijorna del PP, que se permite la desvergüenza de emplear un instituto público para hacer apología del terrorismo. Continúa en su puesto.

ABC

También algunos medios de comunicación de línea editorial claramente filofascista se unen a esta caraba nacional franquista. El ABC se permite hablar de moralidad cuando en su momento no tuvo empacho de alabar a toda portada el sangriento golpe militar de Pinochet, y en estos momentos escribir un desvergonzado panegírico sobre los jerarcas que lo fueron de un régimen genocida que debió ser condenado por la justicia.

IDEOLOGOS-FASCISTAS-1          IDEOLOGOS-FASCISTAS-2

Como verán, todos grandes prohombres, ideologos e “intelectuales”, asesinos de intachable “moralidad” personal. Es increible como puede permitirse tamaña desvergüenza. No cabe duda que el resurgir de las organizaciones nazis y fascistas en Europa tiene mucho que ver con la descarada proliferación de actos y personajes fascistas en España. Aunque en este país lo llevamos peor que en el resto de la UE porque, entre otras cosas, nunca dejamos de ser franquistas con un rey que juró los principios del Movimiento. 

j.m.boix