1382352416909pedraza-detdn

El pacto se sella con un apretón de manos.

Aunque algunos o muchos ––me da igual–– puedan censurarme el título de este artículo, ya va siendo hora que a las cosas las llamemos por su nombre. La manifestación de la AVT el domingo será contra el Tribunal de Derechos Humanos de Europa y asistirán altos jerifaltes del partido que nos gobierna. Y no responderá a otra cosa que a la exaltación de la venganza de una ideología fascista y cavernaria que resurge. No hay más que leer el lema que proponen y que supone un claro aviso a navegantes más allá de la defensa de las víctimas que representan:  “JUSTICIA PARA UN FINAL CON VENCEDORES Y VENCIDOS.

madrid_082Indecente lema para un país que sufrió la criminal agresión de un fascismo que no ha sido condenado, que originó cientos de miles de víctimas la inmensa mayoría sin redimir, y que nos sigue recordando quiénes fueron los vencedores y quiénes los vencidos. Un indigno lema para una manifestación que abarca a la derecha del aguilucho, el bate y la cadena, donde lo menos que importa es dignificar a las víctimas que representa. Una manifestación que quiebra aún más y de manera sangrante nuestra precaria democracia de vencedores y vencidos. Con este lema las siglas de la AVT ya no representan solo a las víctimas del terrorismo etarra sino que, además, aglutina a todos los amigos de la vieja horda fascista que mea sobre los vencidos del 18 de julio.

Una manifestación que será un insulto más a la razón humana y a las otras víctimas. Las víctimas del terrorismo franquista. Las víctimas de los vencidos.

j.m.boix