LO-SIENTO-NO-LO-HARÉ-MÁS

Las cartas que me han llegado últimamente de la Dirección General de Tráfico me han producido gran congoja. Me comunican y referencian vehículos que tuve hace casi cuarenta años para comunicarme que no han pasado la ITV. Son vehículos que ya no existen y de los que apenas guardo memoria salvo que la mayoría eran de segunda mano y que su final fue en un desguace.

Los desguaces son los encargados, al menos así lo aseguran, de darle baja al vehículo en Tráfico. Pero por lo que compruebo en esas cartas, esos vehículos aún siguen vivitos y coleando en la desactualizada lista de la Dirección General de Tráfico.

Ahora, y como siempre sucede, que el ciudadano está al servicio de la Administración y no al revés, me tocará perder una mañana en la Dirección General de Tráfico para explicarles que dichos vehículos no han pasado la ITV porque  ya no existen. Espero que lo comprendan y no me pongan encima dificultades para resolver el entuerto.

j.m.boix