pedro-horrach-de-la-fiscalia-anticorrupcion

Pedro Horrach, el fiscal protector de la Infanta

Desde luego la Fiscalía en nuestro país no da abasto ante tanto delincuente suelto. Primero tuvo que ir en socorro de la hija del rey a la que el juez Castro había osado imputar, luego sacar de la cárcel a un peso pesado de la estafa como Blesa e imputar al juez que se atrevió a enchironar al Capo. Apenas sin tomar resuello corrió después a sacar del marrón a la señora esposa del Presidente de la Autonomía de Madrid a la que un juez intrépido se ha atrevido imputar por la irregular compra de un lujoso ático. Y a estas horas, nuestra contumaz e infatigable fiscalía anda a vueltas de cómo librar a los torturadores franquistas, reclamados por Argentina, montando un paripé que burle la extradición. A tal fin el fiscal jefe de la Audiencia, Javier Zaragoza, se plantea la posibilidad de pedir la apertura de un simulacro de procedimiento en FISCALÕA ARAG”NEspaña para investigar al exinspector Juan Antonio González Pacheco, Billy el Niño, y al ex guardia civil, capitán Jesús Muñecas Aguilar. De esta manera burlarían a la justicia internacional y no tendrían que ser extraditados. El procedimiento en España se cerraría finalmente ¡cómo no! con la absolución beatífica de los viejos torturadores bajo el paraguas de la ley de amnistía.  Vámos, todo un ejemplo de lo peor de lo peor de una fiscalía que está siendo responsable en primer grado del estado de podridumbre en que nos encontramos varados.

Así cerramos este fatídico 2013 en asuntos de fiscalía, corruptelas y podredumbres, y en la misma tónica abriremos el 2014 si nadie lo remedia.

j.m.boix