You are currently browsing the monthly archive for enero 2014.

EL-RETORNO-DEL-FASCISMO

mar22

Todos tenemos asumido que es dificil mover a la gente. Los motivos serían innumerables y máxime en un país ferozmente cómodo e individualista como el nuestro donde cada cual tiene “su propia solución al problema.” Si encima los objetivos de las movilizaciones suenan poco claros o insuficientes, pues qué quereis que os diga. Con todos los respetos que me merece cualquier iniciativa social, la llamada marcha por la dignidad, me parece un brindis al sol, hermoso eso sí, pero no más que eso si no conlleva un fuerte aparejo de contestación social. Marchar a Madrid para pedir a este gobierno que nos conceda o devuelva la dignidad lo entiendo como un penoso ejercicio de auto vejación que no responde en absouto con lo que debiera ser la actitud de un pueblo cabreado.

La realidad es que toda la izquierda aplaude el ejercicio de lucha de los vecinos de esa barriada de Burgos que ha plantado cara al poder con sonadas batallas campales. Batallas que han saltado fronteras y que responden a una clara actitud de gente valerosa que no han puesto pies en polvorosa a la hora de enfrentarse a la represión y a la cárcel para defender su dignidad. Vecinos victoriosos a los que no se les puede reclutar para ejercitar extrañas marchas por la dignidad porque ellos no la han perdido nunca. Ciudadanos que han sido muchos de ellos criminalizados en los medios, tanto por la derecha como por los salvapatrias de esa izquierda cobarde y cínica que nunca se mancha las manos pero que tampoco hace ascos a los réditos de la mal llamada violencia social provocada por el Estado.

Vaya por delante, lo he escrito en varias ocasiones, que no soy amigo de la violencia pero tampoco acepto la del Estado. No soy violento pero aún no me han comido el tarro lo suficiente para no saber discernir entre la violencia del agresor y la legítima defensa del agredido.

Esta izquierda que pretende liderar una nueva andadura se me antoja tan gatoparda como la que hoy asienta su culo en la Carrera de San Jerónimo o la que opta por un dorado sitial en la Europa del BCE. Sólo así se explicaría su miedo a un derrumbe general del sistema que la amamanta y que, estoy seguro, pretende seguir legitimando a base de parches y apaños para que nada en realidad cambie.

mendigos-IHT

Volviendo a la marcha por la dignidad entiendo esta como una claudicación en toda regla, un “devuelvanos la dignidad por favor” humillante e impresentable para un pueblo lacerado por interminables afrentas. La marcha por la dignidad supone una bofetada, un revés para todos aquellos que ya luchan pie a tierra por esa misma dignidad y que han visitado las cárceles en defensa de nuestras libertades secuestradas. Cierto es que en este mundo nada es blanco o negro pero también no  es menos cierto que en este país se ha navegado demasiado tiempo en el uso y abuso de una gama de grises que nos ha llevado a la situación de corrupción ideológica, política y social que padecemos. No quiero frentes cívicos que nos lleven a más de lo mismo, al apaño, a los enjuagues, a las componendas de las que algunos ya estamos más que hartos. La derecha ha roto todos los pactos de convivencia con una agresión sin precedentes en democracia. Ya no caben marchas por dignidades que valgan, sino lucha sin cuartel. Y si no somos capaces de tumbar este gobierno corrupto y antidemócrata será porque nos falta el valor y las ganas. Digámoslo claro alto. La mayoría solo servimos para sentamos frente a la televisión y aplaudir a escondidas a los pocos que luchan.

La dignidad por la que un pueblo exige respeto hay que ganársela y no mendigarla. El que quiera dignidad tendrá que echar antes a este gobierno que nos hace indignos. Ya está bién de trapichear con nuestros derechos como hicimos en la Transición. Recuperar la dignidad es tan solo una cuestión de huevos y ganas no de marchas lloronas. Ya va siendo hora de que lo tengamos claro.

j.m.boix

ESPAÑA-CORRUPTA

Jose_Couso-Asesinado

Como un perrillo faldero, Rajoy bajó al trote las escalerillas del avión para no hacer esperar a su amo Obama. Le lleva buenas nuevas, entre otras mentiras, que “ya no tenemos crisis en España”.

Rajoy, hay que decirlo, es un miserable, un cobarde un personaje deshonesto donde los haya. El juez español, Santiago Pedraz, que lleva el caso del cámara de televisión, Couso, asesinado por un tanquista norteamericano en Irak, denunció ante el ejecutivo de Rajoy y “a los efectos oportunos” la falta de colaboración de las autoridades estadounidenses y la vulneración del tratado bilateral de extradición en el caso Couso. Y el presidente debía haber aprovechado este viaje al imperio para, entre otras cosas, pedir explicaciones sobre el incumplimiento del tratado que implica hacer justicia a un compatriota suyo asesinado. Pero a esta rata de presidente poco le importa que se haga o no justicia en este grave asunto y ha declinado “incomodar” a Obama, optando por  abandonar en la cuneta del olvido al ciudadano español José Couso, asesinado por el ejército norteamericano.

j.m.boix

EL PSOE RENUEVA SUS TITULOS NOBILIARIOS A DOS GENERALES FASCISTAS
Escrito por: casajuntoalrio el 30 Mar 2009

laureles

Ignoro si pueda ser nombrado como conde, ungido como marqués o elevado a la categoría de duque, pero el ex ministro de Justicia y diputado socialista Mariano Bermejo merece más que nadie un título nobiliario que lo acredite, también a él, como Grande de España. Y es que el Excelentísimo Señor Bermejo, a quien ya me apresuro a llamar conde, en febrero de este año, y no obstante las múltiples ocupaciones del cargo que desempeñaba como ministro de Justicia del reino Borbón, sea ilegalizando derechos humanos o acudiendo a partidas de caza sin licencia, todavía encontró tiempo en su febril agenda de trabajo para renovar honores a quienes honor merecen: entre otros eméritos patriotas, el Duque de Mola y el Duque Queipo de Llano, ambos Grandes de España.
Es verdad sí que, sin entrar a valorar sus actos, acaso el pensamiento del general Mola, aquel que decía: “Hay que sembrar el terror… eliminando sin escrúpulos ni vacilación a todos los que no piensen como nosotros” pueda parecer inoportuno a la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica que defiende los intereses de familiares de víctimas de la guerra pero, acaso porque nobleza obliga es que el político socialista ofreció con estas y otras renovaciones de títulos semejantes uno de los más nobles ejemplos de deslegitimación de la violencia que tanto preocupa al próximo lehendakari vasco, el también socialista Patxi López.

El general Queipo de Llano, renovado igualmente por el ministro socialista Bermejo al que ya me aventuro a nombrar duque, también ha sido homologado en su noble estirpe y, al igual que Mola, dejó para la historia genuinos manifiestos exultantes de virtuoso humanismo y cultura democrática como aquel en que azuzaba a sus oyentes por radio y afirmaba: “nuestros valientes legionarios han demostrado a los rojos cobardes lo que significa ser hombres de verdad. Y, a la vez, a sus mujeres. Esto es totalmente justificado porque estos comunistas y anarquistas predican el amor libre. Ahora sabrán lo que son hombres de verdad y no milicianos maricones. Yo os autorizo a matar como a un perro a cualquiera que se atreva a ejercer coacción ante vosotros, que si lo hiciereis así quedareis exentos de toda responsabilidad”.

No son los únicos, otros generales franquistas de parecidas trayectorias a los citados han sido encumbrados como nobles y grandes de España por el ex ministro Bermejo al que ya me decido a designar marqués.

Y poco importa que asociaciones de víctimas que aún buscan los despojos de sus familiares asesinados por montes y cunetas del país puedan sentirse ofendidas por la homologación del noble santoral, que siempre les quedará el consuelo de releer a Pablo Neruda y su poema Mola en los infiernos: “Es arrastrado el turbio mulo Mola, de precipicio en precipicio eterno, y como va el naufragio de ola en ola, desbaratado por azufre y cuerno, cocido en cal y hiel y disimulo, de antemano esperado en el infierno, va el infernal mulato, el Mola mulo, definitivamente turbio y tierno, con llamas en la cola y en el culo”.

Al ex ministro socialista Bermejo, el futuro, no lo dudo, le reserva la merecida gloria, aún no satisfecha, de ser enaltecido como marqués, como duque y como conde, Grande de España en cualquier caso.

HE LEÍDO ESTE ARTÍCULO EN UN BLOG Y ME TOMO LA LICENCIA DE PUBLICARLO CON TODOS LOS HONORES.

mierda

ESPAÑA ES UNA MIERDA Y LA CULPA ES DE LOS ESPAÑOLES.

“Hay algo que siempre me ha llamado la atención de los políticos españoles: su marcada tendencia a la adulación exagerada del ciudadano, a regalarle el oído con lisonjas y a dedicarle octanos y octanos de jabón. Que si España es un gran país, que si los españoles son muy inteligentes, que si confiamos en la sociedad española, que si creen en su capacidad de esfuerzo, que si somos el principal activo del pais… Visto el número de votos que reciben cabría juzgar que la táctica les da resultado pero ¿se la da a los españoles? Pienso que, llegados a este punto, es hora de decir justo lo contrario, esto es, la verdad. España es un país donde predominan los mangantes, los chorizos, los sinvergüenzas, donde reina un feroz individualismo y la empatía hacia el prójimo brilla por su ausencia. España es un lugar en el que la mayoría de la gente solo se mueve en busca de su propio beneficio, donde el todo gratis es una religión con millones de fieles, donde el esfuerzo y el espíritu de superación están mal vistos y se alaban y jalean la picaresca y el fraude…salvo que seamos sus víctimas.

Este es un país en el que la envidia es el sentimiento nacional, lo que verdaderamente nos une ya que no somos felices sin alguien a quien envidiar y al que tratar de hundir por ello, o desear en secreto su ruina. Somos un pueblo garrulo orgulloso de su garrulez, intelectualmente analfabeto, de nulo sentido crítico y pésima educación cívica; con intrínseca inclinación al escaqueo, inexistente facultad para responsabilizarse de sus decisiones y una desesperada necesidad de acaudillamiento.

Un español necesita sentirse parte de algo, de un colectivo, por petardo y nefasto que resulte, ya sea deportivo, ideológico, político, social o identitario. Ello no tiene ninguna función más allá de convencer al interesado de que alguien comparte inquietudes con él. Basta con que lo parezca, no es necesario que sea verdad. En España nos autoconvencemos pronto de cosas que no son ciertas. La apariencia es suficiente porque no es algo que haya que trabajarse, de ahí que sea tan bienvenida. Una vez se forma parte de algún colectivo como los citados el español defiende los preceptos ahí estipulados a capa y espada, negándose para ello a ver incluso lo que tiene delante de sus ojos. Forma parte de una causa, y por la causa uno lo entrega todo, la dignidad lo primero.

Solo nos consideramos triunfadores si nuestro triunfo se obtiene a costa del fracaso del vecino. Somos cainitas hasta la náusea. Tenemos un carácter incompatible con el progreso científico, tecnológico y humano; situamos la fe por encima del conocimiento y aplastamos a quien haga falta para no enfrentarnos a la falsedad de nuestras creencias. Somos una rémora para nuestros vecinos, un lastre del que más vale desprenderse. África comienza realmente en los Pirineos. Esto es lo que somos. ¿Excepciones? Las hay, pero no hacen sino confirmar la regla básica.

Somos un país de mierda. Y eso es lo que, en este momento, pienso que la mayoría de mis conciudadanos necesitan escuchar. Estamos al borde de un precipicio y los españoles siguen mirando hacia otro lado, sin interés o con miedo, da lo mismo. Nos quieren devorar y nosotros mismos nos rociamos con la salsa de la indiferencia para tener un mejor sabor. Los españoles precisan una terapia de choque: verse en el espejo y constatar que ellos han contribuido a defecar el inmenso truño que es este país.

Habrá quien se tome todo lo anterior como un insulto, que no se vea retratado por mi descripción, que piense que todo es fruto del delirio de una mente enferma o de alguien que odia a España. Solo les digo que se informen de cual es el estado actual del país, del creciente número de personas que tiene poco o nada que llevar a sus casas al final del día, del modo en que los co-responsables de esta situación nos exigen más y más esfuerzos mientras se niegan a reducir sus privilegios, del descaro con que nos mienten, convencidos como están de que no habrá respuesta ciudadana a la que temer. Nos han bombardeado con la palabra “democracia” durante tanto tiempo que ya nos creemos que cualquier cosa proveniente de los autoproclamados demócratas, los institucionales, es más democrática que cualquier iniciativa ciudadana. Y es mentira. Pero tragamos con ello por pereza, por apatía y por comodidad. Hasta que nos vemos afectados. Así es el español medio. Se atreven a todo con él porque le saben dócil y sumiso.

Estamos abandonados a nuestra suerte. Nuestros dirigentes no buscan cumplir con el pueblo sino satisfacer intereses externos. La prensa ha abdicado de su labor de controlar al poder y se muestra como un apéndice del mismo. Las redes sociales aún no canalizan suficientemente el descontento como para hacerlo tangible y darle fortaleza. Muchos españoles se contentan con hacer retweet y clicar en “Me gusta”, ese es todo su compromiso.

España es una mierda y entre todos hemos contribuido a que así sea. La pregunta es ¿vamos a permitir que siga siendo así o daremos de una vez el jodido puñetazo en la mesa?”

Artículo de paco HS

http://flashmanestuvoaqui.blogspot.com.

dos-mil-trece

 

Si tuviera que hacer un somero esbozo del fracaso de la movilización ciudadana en el 2013, entre otras cosas destacaría la ausencia de apoyo de la izquierda institucional que no llevó la lucha de la calle al Parlamento y, sobre todo, la FALTA DE UNIDAD DE ACCIÓN de esa misma calle.  La incapacidad de aglutinar nuestra fuerza contra el principal culpable de la situación en que nos encontramos.  Ir cada uno por su lado, defendiendo su propia parcela, arropados por consabidos lemas “pasados de moda” y que ya no sorprenden a nadie. ¿Tan dificil es conjurarnos todos contra el responsable final de esta vuelta a las cavernas?

 

¿Quién es el enemigo común que propicia todos nuestros males. ¿Quién privatiza nuestra Sanidad? ¿Quién privatiza nuestra Educación? ¿Quién permite que nuestra gente sea expulsada de sus casas? ¿Quién permite que los bancos arruinen a nuestros mayores en monumentales estafas? ¿Quién ha recortado las jubilaciones? ¿Quién ha destrozado los derechos de los  trabajadores? ¿Quién pone en marcha leyes agresoras contra las libertades que consagra la democracia? ¿Quién incumple la Constitución? ¿Quién nos sube el recibo de la luz? ¿Quién proteje y libra de la cárcel a los grandes mafiosos financieros y demás sinvergüenzas de este país? ¿Quién es el gran protector de la corrupción que nos embarga? ¿Quién es, en definitiva, el máximo responsable de esta España que se muere?

La-crisis-de-Rajoy2

RAJOY Y SU GOBIERNO.

¿Y por qué entonces diversificarnos, por qué cada uno por su lado? ¿Por qué atomizar la protesta? ¿Por qué no un “todos contra Rajoy y su gobierno”? ¿Por qué no exigir llana y simplemente que se vaya? Ya pasó la época del “no hay pan para tanto chorizo”. Los chorizos siguen ahí, protegidos por su gran patrono y protector, Rajoy. Hay que ir por él,  exclusivamente a por él, a por su dimisión, a que se vaya. ¿Por qué desangrarnos en un cúmulo de mini protestas sectoriales que ya hemos comprobado, sobradamente, su inutilidad? ¿Es que tampoco en esto nos podemos poner de acuerdo? La gente que se mueve y que no es toda la que deseariamos no se la puede agotar con movilizaciones que no nos llevan a ningún lado. Se pierde el fuelle y las ganas.

¡EN EL 2014  UNIFIQUEMOS LA PROTESTA, EXIGIENDO LA DIMISIÓN DE RAJOY Y SU GOBIERNO!

j.m.boix

 

J.M. Boix

enero 2014
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Blog Stats

  • 302,745 hits

Mejor calificado