Jose_Couso-Asesinado

Como un perrillo faldero, Rajoy bajó al trote las escalerillas del avión para no hacer esperar a su amo Obama. Le lleva buenas nuevas, entre otras mentiras, que “ya no tenemos crisis en España”.

Rajoy, hay que decirlo, es un miserable, un cobarde un personaje deshonesto donde los haya. El juez español, Santiago Pedraz, que lleva el caso del cámara de televisión, Couso, asesinado por un tanquista norteamericano en Irak, denunció ante el ejecutivo de Rajoy y “a los efectos oportunos” la falta de colaboración de las autoridades estadounidenses y la vulneración del tratado bilateral de extradición en el caso Couso. Y el presidente debía haber aprovechado este viaje al imperio para, entre otras cosas, pedir explicaciones sobre el incumplimiento del tratado que implica hacer justicia a un compatriota suyo asesinado. Pero a esta rata de presidente poco le importa que se haga o no justicia en este grave asunto y ha declinado “incomodar” a Obama, optando por  abandonar en la cuneta del olvido al ciudadano español José Couso, asesinado por el ejército norteamericano.

j.m.boix