159401876

A resultas de la gravísima crisis que atraviesa Ucraína, hoy en manos de pistoleros y organizaciones nazis de distinto pelaje, el ejército ruso  se ha desplegado en prevención de acontecimientos no deseados. Sin embargo tal despliegue ha provocado la inmediata respuesta estadounidense, a través del secretario de Defensa, Chuck Hagel, quien señaló en rueda de prensa en Bruselas que su país sigue de cerca la situación en Ucrania. El jefe del Pentágono advirtió a Moscú que evite dar pasos que conduzcan a “errores de cálculo”, en referencia a las maniobras militares en la zona fronteriza ruso-ucraniana.

Hagel reafirmó el fuerte apoyo de Estados Unidos a la soberanía e integridad territorial de Ucrania, tal y como hicieron los ministros de Defensa de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en una declaración aprobada anteayer. La OTAN expresó también su preocupación por la situación en Crimea, que reaviva los temores separatistas resurgidos tras la crisis política, e instó a Rusia a evitar cualquier acción que pueda incrementar la tensión.

“Estoy extremadamente preocupado por los acontecimientos recientes en Crimea”, indicó, al término de dos días de reunión de ministros de Defensa de la OTAN, el secretario general de la Alianza, Anders Fogh Rasmussen. “Pido a Rusia que no emprenda ninguna acción que pueda escalar la tensión o crear malentendidos”, enfatizó. Rasmussen participó junto a los ministros en una reunión de la Comisión OTAN-Ucrania, a la que asistió también el viceministro ucraniano de Defensa, Oleksandr Oliynyk.

Queda claro en este contexto, que la democracia está demás cuando de lo que se trata es de robar y meterse en casa ajena para desvalijarla, y esta filosofia la comparte ––como estamos viendo–– una Europa en la que estamos deseosos de participar en las próximas elecciones.